Cuáles son los beneficios de andar en bicicleta.

La bicicleta: ¿Qué beneficios nos aporta y qué cuidados hay que tener en cuenta?

La llegada de la primavera y la proximidad del verano, son situaciones que motivan a muchas personas para modificar ciertos hábitos de vida poco saludables, ponerse en forma, verse bien y mejorar la figura.

En esta etapa muchas las personas tratan de tener mejores horas de descanso nocturno y una alimentación más equilibrada, con disminución de comida “chatarra” y productos que poco aportan nutricionalmente.

Además, en este momento, se produce también un significativo incremento de la necesidad de realizar actividad física. Dentro de las posibilidades de ejercicio aeróbico regular tenemos el de andar en bicicleta, que en la gran mayoría de los casos y exceptuando algunas cuestiones puntuales, puede ser practicado por personas de todas las edades.

Andar en bicicleta: ejercicio y salud

Para sentirse en forma y saludable, se necesita estar físicamente activo. Esta es una conducta muy simple: realizar actividad física 30 a 60 minutos todos los días. Esta práctica regular, mantenida en el tiempo contribuye en la prevención y control de diversas enfermedades graves como la obesidad, las enfermedades cardíovascularesacas, hipertensión arterial, diabetes, artrosis, depresión, y hasta algunos tipos de cáncer.

Por este motivo, el hecho de transportarse en bicicleta diariamente, es una de las mejores recomendaciones para reducir el riesgo de problemas de salud asociados con un estilo de vida sedentario.

La bicicleta es un medio de transporte muy utilizado a nivel mundial, no solo como medio de esparcimiento o ejercicio físico sino también como vehículo para ir a trabajar, realizar trámites o visitar familiares y amigos. Combina diversión, salud, unión y compañerismo. A esto podemos sumarle que no tiene costo, más allá del de la bicicleta que se afronta por única vez, y es el más ecológico ya que no genera contaminación.

Como toda forma de ejercicio regular, se aprecia un aumento notable en la longevidad de los pacientes que utilizan la bicicleta periódicamente, como también una mejora del sistema inmunológico y un aumento en las defensas de nuestro cuerpo.

Beneficios de viajar, transportarse o andar en bicicleta

  • Es fácil: a diferencia de otros deportes, andar en bicicleta no requiere altos niveles de habilidad física.
  • Es divertido: pedalear baja el nivel de estrés, ya que es un deporte que se practica al aire libre, ayuda a desconectar la mente por unos instantes, permite interactuar con otras personas y compartir experiencias
  • Es un ejercicio cardiovascular: con mayor o menor intensidad dependiendo del recorrido y tiempo que se realiza. Si se mueven las piernas, se mueve el corazón.
  • Aumenta la resistencia, la fuerza y la capacidad aeróbica.
  • Disminuye de los niveles de grasa corporal, una gran ayuda para bajar de peso
  • Es un buen entrenamiento muscular: andar en bicicleta utiliza todos los principales grupos musculares mientras.
  • Mejora de la movilidad articular, la postura y la coordinación.
  • A diferencia de caminar o correr, es una práctica de bajo impacto que causa menos stress sobre articulaciones de cadera rodilla
  • Andar en bicicleta se puede hacer a muy baja intensidad, ideal para recuperarse de una lesión o enfermedad, pero también se puede convertir en un entrenamiento físico exigente.
  • Debe practicarse regularmente pero con cuidados de incrementar las exigencias paulatinamente, para evitar sobrecargas o lesiones musculares.

Prevención de lesiones y recomendaciones de seguridad

  • Un aspecto muy importante es conocer y respetar todas las normasde Tránsito vehicular: la bicicleta es un medio de transporte más, por lo tanto se debe conducir como tal.
  • Lo primero que se debe hacer es seleccionar una bicicleta, que sea acorde a la contextura física, peso, altura y edad del usuario (Tamaño del cuadro, altura de los asientos y manubrio, cambios y transmisión apropiados, etc).
  • La fijación de los pies en los pedales dependerá de nuestro entrenamiento, capacidad y terreno donde vamos a practicar (calle o montaña). Las trabas y zapatos especiales hacen mucho más eficiente el pedaleo, menor esfuerzo para más potencia y velocidad, pero requieren cierto hábito para evitar caídas y lesiones.
  • Seleccionar el tipo de sillín también es clave. Dependerá del tipo de bicicleta (calle o montaña), pero también del confort personal y antecedentes de enfermedades o problemas prostáticos.
  • Usar siempre cascos protectores, para disminuir el riesgo evitarde traumatismos de cráneo por una caída sobre la cabeza.
  • Usar un par de lentes deportivos puede evitar que el polvo y los insectos se metan en sus ojos.
  • Usar prendas de alta visibilidad (colores llamativos o chalecos refractarios) y luces identificatorias en el rodado son recomendaciones de seguridad vial básicas (luz blanca en la parte delantera y roja en la parte trasera).
  • Ante cualquier dolencia o lesión debe consultarse al médico de cabecera.

Dr. Matias Villalba.
Director, Centro de Medicina del Deporte, Hospital Privado Universitario de Córdoba. Miembro Titular de la Asociación Argentina de Traumatología del Deporte.

Abrir chat